Hemoptisis

La hemoptisis es una enfermedad terrible que se presenta en aproximadamente el 5-10% de las personas que sufren de tuberculosis. Leer y descubrir todo sobre las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

Hemoptisis Definición

La hemoptisis se refiere al acceso a la tos (expectoración) de sangre o esputo con sangre en el tracto respiratorio. Esto puede ocurrir debido a las condiciones subyacentes como infecciones respiratorias, tuberculosis, bronquitis y diversas condiciones de pulmón.

La palabra "hemoptisis" se deriva de los términos griegos "haima", que significa "sangre" y "ptysis", que significa "escupir".

Hemoptisis código ICD-9

La CIE-9 código para esta enfermedad es 786,3.

Pronunciación Hemoptisis

La condición se manifiesta como él-MOP-tis-es.

Los síntomas Hemoptisis

Algunos de los principales síntomas de esta condición incluyen:

  • Pérdida inexplicable de peso
  • La disnea (dificultad respiratoria, incluso sin ejercicio)
  • La taquipnea (respiración rápida)
  • Náusea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Dolor de pecho

Los pacientes pueden expectorar sangre. La visión de la sangre en el esputo pueden ser muy desagradables y atemorizantes para los pacientes y hacerlos sufrir de ansiedad. Los individuos que sufren se les aconseja a escupir en un tazón parcialmente cerrada o cubrir la boca con un pañuelo al toser limpia. Esto les ayudará a evitar la propagación de la enfermedad a las personas cercanas a ellos.

Causas Hemoptisis

Aproximadamente 80-90% de los casos de hemoptisis ocurren debido a las condiciones de las vías respiratorias inflamatorias, como la bronquitis, laringitis y bronquiectasias. Alrededor de 20% de los casos surgen debido a los tumores primarios de los pulmones (particularmente carcinoma). Estos tumores surgen principalmente en pacientes que fuman y tienen más de 40 años de edad. En raros casos, la condición también puede ocurrir debido a cánceres de pulmón metastásicos.


Imagen 1 - Hemoptisis

Otras causas de esta enfermedad son:

  • Tuberculosis
  • Embolia pulmonar
  • Fibrosis quística

En algunos casos, la condición puede surgir debido a un trauma pulmonar, en particular después de los procedimientos médicos como la cateterización de la arteria pulmonar, biopsia de pulmón o broncoscopia se han realizado. En 30-40% de los casos, la causa exacta de este trastorno subyacente no se puede encontrar.

Hemoptisis Diagnóstico

Los pacientes deben informar inmediatamente a los médicos si tose sangre. Los médicos suelen llevar a cabo un examen físico completo y comprobar si alguno de los medicamentos utilizados por el paciente están causando sangrado. Con base en la causa subyacente, el examen físico puede revelar problemas como:

  • Inflamación nasal
  • La inflamación de la garganta
  • Sonidos reducidos de aliento
  • Sonidos raros de los pulmones, como crepitaciones o sibilancias
  • Otros sonidos cardíacos
  • La distensión de las venas del cuello
  • Inflamación generalizada de las extremidades

Además diagnóstico implica típicamente

  • Las radiografías de tórax
  • TAC
  • Exámenes de laboratorio

Radiografía de tórax (radiografía) es por lo general el primer procedimiento médico que se utiliza para probar la posibilidad de un trastorno pulmonar. Esputo de los pacientes puede ser recogida y analizada para detectar:

  • La infección bacteriana
  • Tuberculosis
  • Malignidad

En algunos casos, una arteriografía bronquial también puede ser llevado a cabo para detectar el origen del sangrado. El proceso puede ayudar a los médicos ver las vías respiratorias de los pulmones y obtener cultivos y biopsias. Los médicos también pueden realizar estudios de coagulación, estudios serológicos y exámenes de BUN/creatinina. La resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada puede ayudar a detectar bultos anormales o lesiones en los pulmones o en otras partes del cuerpo.

Diagnóstico diferencial Hemoptisis

El diagnóstico diferencial de la hemoptisis implica informar a sus síntomas aparte de los de otras condiciones similares, tales como:

  • Aspergiloma
  • Bronquitis
  • Bronquiectasias
  • Los trastornos hemorrágicos
  • Aspiración de cuerpos extraños
  • Síndrome de Goodpasture
  • El cáncer de pulmón (que incluye tanto el carcinoma de pulmón de células grandes y pequeñas)
  • Sarcoidosis
  • Tuberculosis
  • Histoplasmosis
  • Síndrome de Hughes-Stovin
  • Absceso pulmonar
  • La estenosis mitral
  • Neumonía
  • La embolia pulmonar
  • Trauma
  • Tropical eosinofilia
  • Las variantes de la enfermedad de Behet los
  • Granulomatosis de Wegener

La hemoptisis Tratamiento

El tratamiento eficaz de esta enfermedad depende de la causa subyacente. La terapia médica debería centrarse en:

  • Detener la pérdida de sangre
  • El control de la tos
  • La prevención de la propagación de la infección
  • Proporcionar alivio del temor y aprensión (debido a la visión de esputo con sangre)

Mientras que la pérdida leve de sangre a menudo se detiene de forma espontánea, hemorragia masiva o constante (más de 400 hasta 600 cc) en un día puede ser una amenaza a la vida. Puede requerir intervención médica inmediata. Embolización de la arteria bronquial es una intervención que ayuda a controlar el sangrado masivo de los pulmones. En las personas con hemoptisis masiva, el sangrado puede ser controlado con la terapia láser. En individuos que sufren de hemorragia masiva y que tiene una lesión pulmonar identificable, la intervención quirúrgica (toracotomía) puede ser considerado.

Medicamentos y terapia respiratoria puede ser eficaz en el tratamiento de la tos. Estos disminución Ayuda hinchazón o tratar una infección. Narcóticos y sedantes puede deprimir la respiración. Naturalmente, deben ser evitados.

Otros métodos de tratamiento incluyen:

  • Intubación bronquial selectiva Puede ser utilizado para colapsar el pulmón donde se está produciendo hemorragia. Taponamiento endobronquial también se puede utilizar para curar el proceso.
  • La fotocoagulación con láser - Se puede utilizar para detener la pérdida de sangre durante la broncoscopia.
  • Medicamentos - Los medicamentos pueden ser utilizados para curar las infecciones subyacentes, como bronquitis, neumonía o tuberculosis. Vasoconstrictores tópicos, tales como solución salina vasopresina o adrenalina, y helado también puede ser usada para el tratamiento de la hemoptisis. Gefitinib o erlotinib puede ser utilizado como un remedio para el cáncer de pulmón no microcítico-Cell.

En casos agudos, donde Hemoptisis no muestra ninguna mejora, los médicos pueden considerar el uso de:

  • La broncoscopia terapéutica (para prevenir más sangrado)
  • Catéteres endobronquiales globo (por oclusión de los bronquios)
  • La colocación de las bobinas en la arteria que abastece al sitio de sangrado

En los casos en que todas las opciones de tratamiento fallan otros, procedimientos quirúrgicos (tales como neumonectomía o lobectomía) puede ser utilizado como un último recurso. La cirugía puede llevarse a cabo para eliminar el sitio de sangrado.

La hemoptisis masiva

Se refiere a una forma grave de hemoptisis que se caracteriza por la interrupción de la respiración debido a las altas cantidades de sangre (por lo general alrededor de 1 taza o mL 200-240, en un lapso de 24 horas). Esta es una emergencia médica y puede tener una tasa de mortalidad de hasta el 75%, para los que sufren. La mayoría de las personas que mueren de esta enfermedad sufren de una deficiencia de oxígeno (asfixia) debido a la presencia de altas cantidades de sangre en los pasajes de aire. La condición, una vez diagnosticada, necesita atención médica inmediata.


Imagen 2 - La hemoptisis masiva

La hemoptisis leve

Se refiere a una condición en la que hay solamente un pequeño porcentaje de sangre en el esputo de los pacientes. En los pacientes con 60-70% de este trastorno, la enfermedad subyacente es benigno y desaparece por sí sola sin llevar a daño permanente o problemas serios. Dependiendo de la causa subyacente de la hemorragia, hemoptisis leve puede causar importantes problemas respiratorios. La condición tiene una tendencia a levantarse y se repiten intermitentemente. Debido a esto, es imposible predecir si los pacientes que sufren de hemoptisis leve, están en riesgo de sufrir de hemoptisis masiva. Es importante llevar a cabo un diagnóstico adecuado para evitar una condición más aguda.

Hemoptisis Gestión

El tratamiento de la hemoptisis depende de la forma de la condición de que una persona está sufriendo de. Gestión tiende a variar en función de si una persona está teniendo hemoptisis leve o masiva.

Gestión de hemoptisis leve

Gestión de formas suaves de hemoptisis apunta a detener el sangrado, la prevención de la aspiración y curar la causa subyacente del trastorno. Gestión en las etapas iniciales, similares a cualquier enfermedad potencialmente grave, depende de la evaluación de la vía aérea, la respiración y la circulación de los pacientes. Cuando los médicos sospechar malignidad, y cuando la broncoscopia y el análisis de esputo no son eficaces en la detección de cualquier causa, TC de alta resolución puede llevarse a cabo. También se puede utilizar cuando la radiografía de tórax revela cualquier enfermedad parenquimatosa o periférico.

Gestión de hemoptisis masiva

La tasa de mortalidad asociada con formas masivas de la condición depende de la causa subyacente, así como la velocidad de sangrado. Si hay presencia de neoplasia maligna, y la cantidad de sangre perdida cada día es mayor que 1.000 ml, la tasa de mortalidad es aproximadamente 80 por ciento. Formas masivas de este trastorno requiere un enfoque de tratamiento más agresivo. Los pacientes de esta condición necesitan una consulta temprana con un neumólogo (médicos especializados en trastornos del respiratorytract y los pulmones), así como cuidados intensivos. Este es un síndrome en peligro la vida y requiere un diagnóstico así como el tratamiento a realizar simultáneamente. Es esencial para mantener las vías respiratorias debido al hecho de que la asfixia es el mecanismo principal de muerte en este trastorno. Es importante la utilización de la reanimación con líquidos y oxígeno suplementario para salvaguardar la salud de los pacientes. La intervención quirúrgica puede ser necesaria en casos de emergencia. Debido a esta razón, es necesario solicitar la asistencia de un cirujano cardiotorácico.

La hemoptisis en niños

Aspiración de cuerpos extraños y inferior de las vías respiratorias son las dos principales causas de hemoptisis en los niños. En los niños, la aspiración de cuerpos extraños es la segunda causa más importante de este trastorno. La mayoría de los casos de aspiración se producen en los niños que tienen menos de cuatro años de edad. Las bronquiectasias y fibrosis quística se consideren otras causas importantes. Tuberculosis pulmonar primaria se encontró que una causa poco frecuente que representa menos del 1% de los casos. La afección también puede presentarse en niños debido a las lesiones (trauma por objeto contundente) y hemorragia causada por asfixia accidental o deliberada.

Pseudohemoptysis

Hemoptisis se refiere específicamente a la sangre que sale de las vías respiratorias. La sangre también puede salir de la parte posterior de la garganta, la parte del tracto gastrointestinal o de la nariz. Pseudohemoptysis se refiere a una condición donde la sangre brota desde fuera del tracto respiratorio. Hematemesis, que es un tipo de Pseudohemoptysis, es el nombre médico para el vómito con sangre.

La hemoptisis catamenial

Es una condición que rara vez se produce debido a la endometriosis torácica. Se caracteriza por el sangrado de los pulmones y el árbol bronquial que se produce en el mismo que el del ciclo menstrual femenino. Es mucho más raro que el neumotórax catamenial. Debido a esta razón, hay una serie individual de esta condición ha sido reportada. Sólo existen informes anecdóticos de casos en la literatura médica. Las opciones de tratamiento para esta condición son objeto de controversia. Tanto la resección pulmonar y la terapia hormonal se han utilizado para su tratamiento. Los métodos de tratamiento para este objetivo en la supresión de la enfermedad del tejido endometrial con la ayuda de hormonas.

La hemoptisis en Tuberculosis

La tuberculosis es una infección temido que se transmite por la ingestión o inhalación de tuberclebacilli. Da lugar a fiebre y pequeñas lesiones. Las lesiones generalmente surgen en los pulmones. En las fases agudas, sin embargo, éstas también pueden desarrollar en muchas otras partes del cuerpo humano. La tuberculosis es una causa principal de hemoptisis en todo el mundo. Aproximadamente 2 millones de individuos son reportados a ser infectados con tuberculosis. Alrededor de 5 a 10% de todos los enfermos de tuberculosis son propensos a desarrollar hemoptisis.

Hemoptisis pronóstico

El pronóstico de este síndrome es generalmente bueno, con base en la causa subyacente. La mayoría de las personas afectadas por esta enfermedad se encuentran para sobrevivir. Sin embargo, los pacientes con trastornos de la coagulación generalmente sufren de una mayor cantidad de sangrado. Es difícil detener el sangrado. Naturalmente, la tasa de mortalidad se encuentra para ser más alto. Sólo un 1,5% de los casos son considerados como Hemoptisis masiva o grave en extremo. Si las condiciones subyacentes se encuentran para ser de naturaleza maligna, la tasa de mortalidad puede ser bastante alto. Esto se produce con frecuencia debido a las complicaciones derivadas de la infección en lugar de la hemorragia en las etapas iniciales.

El pronóstico de los casos tratados quirúrgicamente y las de embolización de la arteria bronquial se basan en el grado de tratamiento del síndrome subyacente.

Las complicaciones Hemoptisis

La pérdida masiva de sangre puede conducir a la anemia, shock y una deficiencia de oxígeno (asfixia). Las complicaciones surgen debido a una insuficiencia respiratoria sangrado y la infección puede causar la muerte.

Factores de riesgo Hemoptisis

Los factores de riesgo para esta afección abarcan:

  • Ser hombre
  • Siendo más de 40 años de edad
  • De fumar

Fumar en cantidades excesivas puede contribuir al desarrollo de condiciones subyacentes que dan lugar a hemoptisis. Viajando a zonas con un agente infeccioso (hongos, bacterias, virus o parásitos) que causan la enfermedad también puede conducir a hemoptisis.

Si se diagnostica y trata a tiempo, hemoptisis (incluso en su forma masiva) se puede curar adecuadamente. El pronóstico puede ser muy positiva y los pacientes pueden mostrar un buen ritmo de recuperación. Si usted tiene algún familiar que está mostrando síntomas de hemoptisis, busque atención médica de forma inmediata. El tratamiento oportuno puede prevenir complicaciones, incluso mortales unos, y salvaguardar la salud de la víctima.

Comparte este artículo

No hay comentarios

Deja una respuesta

Security code